Roma, Florencia y Milán en 3 días

Descubriendo Roma, Florencia y Milán

Hola viajeros, una de nuestras últimas aventuras fue recorrernos tres ciudades italianas en tres días, si has leído bien, 3 días. Teníamos esos días libres y buscando vuelos vimos que una opción barata era ir a Roma pero la vuelta se nos salía del presupuesto, así que miramos regresar por otras ciudades italianas y vimos un vuelo barato desde Milán y dijimos “¿por qué no?…hagamos un tour”. Parece una locura pero si te organizas, se puede hacer. Está claro que para poder realizarlo tuvimos que dejar de lado entrar a los monumentos y museos pero pudimos verlo todo desde fuera perfectamente y hacernos una gran escapada italiana. Avanti….

Día 1

Partimos desde Madrid el viernes por la noche en un vuelo de Iberia que salía a las 17:00 llegando a Roma Fiumicino a las 19:25 (nosotras cogimos este por tema de trabajo pero Iberia tiene varios vuelos anteriores) y regresamos el domingo desde Milán a las 21:35 llegando a las 23:59.

CONSEJO:    Nosotras escogimos Iberia y Ryanair  por horario y precio (120€ I/V.) pero siempre te recomendamos que consultes las páginas de las aerolíneas buscando la opción más económica. La página de skyscanner.es te puede resultar muy útil para comparar precios y te da la opción de no especificar destino por lo que te aparecerán numerosas opciones para crear tu viaje a medida.

El aeropuerto Fiumicino está bastante bien conectado por  trasporte público con el centro de Roma y después de mirar las diferentes opciones, nos decidimos por el Bus de Terravision. El ticket se puede comprar directamente a bordo (7€) pero si lo  reservas en internet en su página  te cuesta 5,80€/ida. Este nos dejó en la estación de Termini tras 55 minutos de recorrido, y  por suerte nuestro hotel estaba cerca y llegamos fácilmente caminando. Si quieres más información sobre cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Roma haz clic aquí

Nosotras nos alojamos en el hotel Domus Sessoriana que era un convento reconvertido en hotel, al lado de la Basílica Santa Croce in Gerusalemme. No se encuentra en el centro de Roma pero está muy bien conectado con una parada del tranvía justo enfrente y caminando estarás en el Coliseo en 10 minutos. Elegimos este hotel porque al no ser tan céntrico nos salió bastante económico (60€/per para 2 noches con desayuno incluido).

CONSEJO:   Los hoteles en Italia son bastante antiguos y no se suelen corresponder las fotos con la realidad. Así que te recomendamos que leas los comentarios de otros viajeros en Tripadvisor  y veas las fotos que ellos suben, te ayudará a no llevarte un susto cuando llegues.

Una vez que dejamos las maletas en el hotel salimos a dar una vuelta por los alrededores y cenamos en una cafetería cercana. Luego, a dormir temprano que al día siguiente nos esperaba un día entretenido.

Día 2

Después de desayunar en el hotel empezamos nuestro recorrido por las calles de Roma. Como ya dijimos fue un recorrido rápido sin entrar a los monumentos pero sin perdernos ninguno de ellos.  Decidimos ir caminando hasta el centro con el Coliseo como primera parada para aprovechar y ver las calles de las afueras y nos sorprendió descubrir unas ruinas de una muralla que en la Antigua Roma rodeaba toda la ciudad. Una vez en el Coliseo observamos desde fuera este imponente monumento y, a pesar, de que viajábamos en marzo los alrededores estaban llenos de turistas haciendo cola para entrar, incluyendo a los típicos “gladiadores romanos” que te sacarán el dinero por sacarte una foto con ellos.

Colisseo

CONSEJO:si deseas entrar en el Coliseo o en cualquier otro monumento compra las entradas previamente por internet, te ahorrarás las colas. Por ejemplo, la entrada al Coliseo cuesta 16€ más 7€ por reservar día y hora pero te incluirán la entrada al Foro Romano y al Palatino. 

Al lado del Coliseo nos encontramos con el Arco Constantino del año 315, el Monte Palatino y el Foro Romano que es un museo al aire libre de las Ruinas Romanas aunque, si no quieres entrar o como en nuestro caso no tienes tiempo, a lo largo de todo el paseo que lo bordea lo puedes ir viendo y leyendo pequeñas descripciones que irás encontrando. Lo que no te puedes perder es subir a uno de los laterales del Monte Palatino y observar las vistas del Foro con el Coliseo de fondo.

Continuamos nuestro día visitando la Piazza del Campidoglio y  el monumento a Vittorio Emanuele II  en el que se puede entrar (y tienes baños gratuitos!!) y subiendo a la planta superior se pueden apreciar las vistas de la ciudad.  

Roma Florencia y Milán

Seguimos por la Piazza Venezia y caminamos por la Via del Corso, una de las calles principales y comerciales de Roma. En una de las trasversales se encuentra la que para nosotras es la fuente más impresionante que hemos visto, la Fontana de Trevi. Es imposible que no esté llena de turistas buscando un hueco para sacarse una foto y tirar una moneda (y es algo que debes hacer).

Roma

Desde ahí seguimos subiendo por las pequeñas calles hasta llegar a la conocida Plaza de España con su fuente del tritón y la escalinata. Además, si te apetece podrás ver justo enfrente las calle con las tiendas más caras de la ciudad. Y después de tanto caminar ¿a quién no le entra hambre? es por ello que aprovechamos que la Via della Croce está justo al lado y almorzamos. Elegimos un restaurante de toda la vida llamado Pastificio Guerra que tiene un plato de pasta diario (bastante contundente) por 4€, eso sí, tenías que comer en la calle porque el local es bastante pequeño, pero vale la pena. Y como colofón final para el almuerzo, nos acercamos a Pompi Tiramisú que se encuentra en la misma calle y en la que probarás el mejor tiramisú tradicional de tu vida, además de otras muchas opciones.

Después de comer nos dirigimos al parque más importante de Roma: Villa Borghese. Desde ahí también se pueden apreciar unas vistas impresionantes de la ciudad con el Vaticano de fondo. Para recorrernos el parque (y quemar calorías) elegimos alquilar una bicicleta ya que es bastante grande y tiene muchas cosas que ver.

Después del ejercicio autoimpuesto, nos dirigimos a la Piazza del Popolo con sus dos iglesias idénticas a cada lado y su gran vida, ya que suele estar llena de gente. Para seguir descubriendo la ciudad caminamos en dirección al Pantheon, un antiguo templo romano convertido en iglesia que es la obra arquitectónica mejor conservada de la Antigua Roma. La entrada es gratuita y vale la pena aunque hay mucha gente por ver su impresionante cúpula con un agujero en el centro para dejar entrar los rayos del sol.

De aquí fuimos a la Piazza Navona, una de las plazas más bonitas y populares de Roma conocida por sus tres fuentes siendo la central una obra de Bernini.  Todos sus laterales están llenos de restaurante en los que no te recomendamos que comas si quieres conservar tu presupuesto. En esta plaza aprovechamos para rellenar nuestras botellas de agua en una fuente que se encuentra en el lateral de la plaza.

NOTA: en toda la ciudad hay pequeñas fuentes de agua potable

Ya está empezando a atardecer y para disfrutar de una de las mejores vistas del río Tíber, nos dirijimos al Ponte Umberto I con el Castel Sant´Angelo al lado y el Vaticano de fondo. Nosotras no entramos en el Vaticano pero resulta interesante entrar para poder ver la Capilla Sixtina. Te recomendamos que compres las entradas anticipadamente.

Ya algo cansadas y con hambre decidimos coger un Uber e ir a la Piazza Santa María in Trastevere, zona conocida por sus múltiples restaurantes y ambiente nocturno. En esta plaza se encuentra el restaurante que apareció en la película “Solo tú” de Robert Downey Jr. llamado Galeassi. No está mal para sacarte una foto pero para comer hay mejores opciones.

Después de esto nos fuimos a dormir que al día siguiente nos esperaba un tren a Florencia.

NOTA: Roma tiene muchas cosas más que ver y hacer y las puedes descubrir todas haciendo clic aquí o si quieres ver un recorrido más completo visita nuestra entrada Roma en dos días.

Día 3

Comenzamos el tercer y último día levantándonos muy temprano para coger un tren a Florencia. Fuimos hasta la estación de Termini y ahí cogimos el tren de Italo que salía a las 06:45h (este tren nos costó 18,90€ por persona). Elegimos esta compañía después de comparar varias opciones porque era más económica y fue un gran acierto, los asientos eran muy cómodos y  hay que destacar su puntualidad. 

Llegamos a Florencia a la hora esperada, como ya abandonamos el hotel de Roma teníamos las maletas con nosotras así que las dejamos en la consigna de la estación de trenes que te cobra 6€ por maleta.                      

Desde ahí fuimos a la plaza del Duomo y como no habíamos desayunado,  nos comimos un dulce en una cafetería de la plaza. No era la opción más económica pero estaba rico y teníamos hambre. El Duomo es la catedral de Florencia y es una obra de arte gótico y del renacimiento italiano. Como siempre si quieres entrar a verlo te aconsejamos que consigas las entradas con antelación por internet, en este caso te cuesta 20€ y puedes acceder al interior de la catedral, subir a su cúpula, ver el museo del Duomo  y subir a su torre pero si solo quieres ver la catedral por dentro aprovecha que es gratis. 

Florencia

Seguimos nuestra ruta florentina caminando hasta el  Palacio Medici Riccardi donde en su exterior hay una colección de réplicas de famosas esculturas como un museo al aire libre, incluyendo una réplica del David de Miguel Ángel. Justo al lado, se encuentra la famosa Galería Uffizi donde se encuentra una de las colecciones de pintura más ricas y famosas del mundo. Nosotras nos entramos pero la entrada te cuesta 20€ de marzo a octubre y 12€ de noviembre a febrero. Suele tener mucha cola para entrar así que, como a habíamos dicho, te recomendamos que reserves la entrada de forma anticipada aunque, en este caso, te cobrarán 4€ por ello.

NOTA: se puede entrar de manera gratuita a la Galeria Uffizi los días  24 de marzo, 26 de mayo, 2 de junio, 23 de junio, 11 de agosto, 6 de octubre, 31 de octubre, 3 de noviembre, 6 de noviembre y 1 de diciembre.

Cruzando la Galería Uffizi llegas a la orilla del río Arno y a una de las construcciones más emblemáticas y curiosas de la ciudad, el Ponte Vecchio. Anímate a cruzar el puente más antiguo de Europa y  ver sus numerosas tiendas de joyeros artesanos.Además, a mitad del puente hay una fuente en la que puedes refrescarte y llenar tu botella.

Después, nos dirigimos a Vía por Santa María, una de las calles más comerciales del centro de Florencia y llegamos al Mercado de Porcellino, uno de los más típicos de Florencia donde encontraras artesanía y souvenirs, y que es conocido por su fuente del porcellino, una escultura de un jabalí alrededor de la cual hay una leyenda que dice que te da buena suerte frotarle la nariz y ponerle una moneda en la boca para que caiga en el agua.

Roma Florencia y Milán

CONSEJO: Si vas con más tiempo a Florencia te recomendamos que subas a la Piazzale Michelangelo y disfrutes de las increíbles vistas de la ciudad.  Está un poco alejado del centro pero se puede llegar a pie (30min) aunque si lo prefieres la línea 12 de autobús te deja en la misma plaza. 

Si quieres saber más información sobre Florencia y conocer un recorrido más completo visita Florencia en 1 día.

Seguimos nuestro recorrido por la vía por Santa María, pasando por la Piazza de la Republica y en dirección a la estación de autobuses, ya que nuestro próximo tren dirección Milán salía en una hora. Cogimos el tren de Italo a Milán a las 12:25 h. (29,90€ por persona) y llegamos a la estación de Milán a la hora justa (14:00 h.)  para dejar nuestro equipaje en las consignas (se trata de la misma empresa que en la estación de Florencia y tiene las mismas tarifas) e ir corriendo a comer algo. En esta ocasión elegimos comer los deliciosos panzerotti típicos de Milán  (son como unas empanadillas rellenas de diferentes cosas) y para ello ningún sitio mejor que el Panzerotti Luini (Via Santa Radegonda,16), que además se encuentra en los alrededores de la Catedral de Milán y de  la famosa Galería Vittorio Emanuele II. Después de comer fuimos a visitar la increíble Catedral de estilo gótico y dicha Galería que fue diseñada en el siglo XIX y que conecta el Duomo con el Teatro de la Scala (otro edificio que no te puedes perder). Como aún nos quedaba algo de tiempo, nos entretuvimos dando una vuelta por las calles de los alrededores, llenas de gente, bares y las famosas tiendas de alta costura milanesa.

Milán

CONSEJO:  Te recomendamos entrar en la Catedral (entrada de la y en su increíble terraza panorámica,   reservando una visita guiada y si tienes tiempo y te queda presupuesto, acercarte al Cenáculo Vinciano, muy cerca del Duomo, donde se encuentra La última Cena de Leonardo Da Vinci.

En la plaza del Duomo  se encuentra una boca de metro por la que pasa la línea 3 y que nos dejó en la parada de la Estación Centrale de Milán (dirección Comasina), el billete se puede comprar en las taquillas automáticas que se encuentran en las diferentes estaciones  y el precio del billete normal con 90 minutos de validez es de 1,50€ (más información sobre le metro de Milán aquí). Una vez en la estación y después de recoger nuestras maletas, nos dirigimos al lateral derecho de dicha estación  donde se encuentran las paradas de las diferentes empresas de transfer  que unen Milán con los 2 aeropuertos (Malpensa y Bérgamo). Nosotras escogimos la misma empresa que en Roma, Terravision, que nos llevó al aeropuerto de Bérgamo en 50 min. (billete solo de ida 6€ por persona), llevamos la reserva hecha previamente por internet, eligiendo la hora exacta y los asientos.

En el aeropuerto cogimos el vuelo de Ryanair  a las 21:35 h., llegando a Madrid a las 23:59 h.

Y, como siempre les decimos, vivan su vida viajando, viajen para vivir.

Entradas relacionadas

2 comentarios en “Roma, Florencia y Milán en 3 días”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro blogÚnete a nuestra comunidad de viajeros y recibe información sobre nuestro contenido