Madrid: el mejor itinerario de 2 días

Madrid: el mejor itinerario de 2 días

Descubriendo Madrid en 2 días

Hola viajeros, Madrid es un ciudad maravillosa con un millón de posibilidades y hemos estado muchísimas veces pero siempre encontramos un rincón nuevo que descubrir o una experiencia nueva que vivir. En esta ocasión decidimos visitar la ciudad en dos días.

Antes del itinerario te compartimos una información que consideramos muy útil en tu visita a la capital si llegas en avión. 

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro

Hay varias formas de ir desde el aeropuerto al centro dela capital:

  • Metro: la línea 8 de metro conecta la estación de Nuevos Ministerios con las 4 terminales del aeropuerto de Madrid. Desde Nuevo Ministerios puedes coger un cercanías para que te lleven a la Puerta del Sol o Gran Vía. El trayecto dura unos 30 minutos aproximadamente y el precio es de 4,5 o 5€ dependiendo de la zona a la que te dirijas. El horario es de 6:30 a 1:.30h.

NOTA: a este precio deberás sumarle lo que cuesta la tarjeta de transportes del metro que luego podrás usar en tus traslados dentro del a ciudad (2,5€). Puedes comprar el bono de 10 viajes para ahorrar algo de dinero. 

Como llegar a Madrid desde el aeropuerto
Haz clic para ampliar
  • Tren: la opción más rápida es el tren de cercanías C1 que te lleva hasta Chamartín en 12 minutos y desde ahí puedes coger otro cercanías hacia el punto que desees de la ciudad. El único inconveniente es que solo sale desde la T4 del aeropuerto aunque puedes coger el bus lanzadera gratuito que conecta todas las terminales. El precio es de 2,6€ (más 0,5€ de la tarjeta de transportes) y el horario es de 6:00h a 22:30h.
  • Bus: una alternativa económica y cómoda puede ser el bus (línea 200) que te lleva hasta la Estación Avenida de América en 30 min. Desde ahí podrás coger el metro hasta el punto de la ciudad que desees. El precio es de 1,5€ y el horario es desde las 6:00h a las 23:30h.
  • Aerobús express: esta opción conecta el aeropuerto con la Estación de Atocha en 40 minutos. ES una muy buena opción si tu vuelo sale o llega de madrugada puesto que funciona 24H. El precio es de 5€.
  • Taxi o traslado privado: esta puede ser la opción más cómoda pero también la más cara. Recuerda que la tarifa fija del taxi en el aeropuerto de Madrid es de 30€.

Día 1

Llegamos a Madrid a las 08:30 de la mañana, una hora ideal para disfrutar el día.  Al llegar cogimos un metro que nos dejó en la estación de Sol que es donde estaba nuestro hostal. En esta ocasión escogimos el hostal Rincón del Sol (47€ por la habitación doble y noche) que se encontraba a 5 min caminando de la mítica plaza de las campanadas. Cuando dejamos las maletas estábamos con hambre y optamos por cercanía y porque es famosísimo ir a la Churrería San Ginés a por unas porras con chocolate, ¡deliciosas!

Al salir de ahí visitamos la Plaza Mayor y cogimos rumbo a la famosa Gran Vía, la calle comercial más importante y más fotografiada de Madrid. Nos recorrimos toda la calle rumbo a la Fuente Cibeles, una de las fuentes míticas de la ciudad la cual se encuentra rodeada de edificios importantes como el Banco de España o el Palacio de Cibeles. Decidimos entrar a este último ya que puedes subir a su último piso y admirar las vistas que tiene de la ciudad.

Al salir del Palacio, nos dirigimos de nuevo a la Gran Vía y nos perdimos en las calles  del Barrio de Chueca que se conoce por ser el barrio de la comunidad LGBT más famoso de España. Después de recorrernos sus calles y con algo de hambre fuimos a un sitio conocido por sus tapas, ya que si te pides un caña, la tapa viene con ella, llamado El Tigre. Por solo 2,5€ tienes una caña y un gran plato con croquetas, montaditos o arroz. Al salir de ahí, nos dirigimos a la Calle Pez donde debes ir si eres un amante de la tortilla de patatas ya que se encuentra el famoso bar Pez tortilla.

Después de comer, caminamos en sentido contrario a la Cíbeles, en este caso hasta llegar a la Plaza de España. Seguimos caminando por los alrededores y llegamos al Templo de Debod, un templo egipcio del siglo II a.C donado a España. Te animamos a visitarlo al atardecer ya que las vistas desde el mirador que está justo detrás junto con la puesta de sol son impresionantes.

Madrid

Regresamos a la Plaza de España y nos dirigimos el Gran Palacio Real y la Catedral de la Almudena. Nosotras en otras ocasiones ya habíamos entrado al Palacio Real por eso esta vez no lo hicimos, pero si te interesa puedes adquirir las entradas a través de su página web.

Lo que nunca habíamos visto y que decidimos visitar esta vez fue la Catedral de la Almudena, catedral donde se casaron los ahora reyes de España, y tenemos que decir que no solo es bonita por fuera, su interior nos encantó. Se puede entrar a la misma y a la cripta que está debajo solo dando la voluntad. También aprovechamos para ver una perspectiva diferente de la catedral desde el mirador que hay enfrente y desde el Jardín de las Vistillas.

Mirador de la Catedral
Madrid
Jardín de las Vistillas

Como ya se estaba haciendo de noche decidimos ir a cenar algo a un sitio de burritos y nachos llamado Mar y Tierra, muy cerca del Teatro Maravillas, teatro en el que íbamos a ver una obra que habíamos comprado con antelación. Para ir hacia el lugar optamos por subir por la Calle Mayor de Madrid y recorrernos un poco los alrededores (es una zona muy bonita de Madrid) hasta llegar a la Puerta del Sol donde cogimos el metro hasta Sagasta. Si eres fan de los burritos y los nachos te recomendamos ir, platos grandes, buenísimos y económicos. Al salir de ahí, con una copita de margaritas de limón de más, nos fuimos directas al teatro. Quisimos ir a ver Jamming, una obra de teatro improvisada a partir de frases que escribe el propio público, lo reservamos en Atrápalo de manera gratuita y luego adquirimos las entradas en la taquilla del teatro por solo 14€, sin duda una experiencia increíble ya que nos partimos de risa.

NOTA: nosotras escogimos esa obra pero Madrid es famosa por su cultura y la variedad de oferta cultural que tiene. Te animo a que veas todo su programa y elijas alguna obra, monólogo o musical. 

Día 2

Empezamos el día buscando un sitio donde desayunar y optamos por ir a la Menorquina, una dulcería muy famosa situada en la Plaza del Sol y donde los dulces están increíblemente buenos. Aprovechamos que estábamos en la plaza para ver el Kilómetro 0, el punto desde donde se comienza a contar los kilómetros de las carreteras radiales españolas, y el Oso y el Madroño.

Fuimos en metro hasta la parada de Retiro y caminamos hasta la Puerta de Alcalá, una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad. Desde ahí caminamos hasta el Parque del Retiro que es el parque más grande y famoso de Madrid. Dentro del parque hay mucho ambiente, gente haciendo deporte, paseando o haciendo un recorrido en bicicleta. Es muy recomendable alquilar una bici o patinete eléctrico en los múltiples puntos de alquiler que hay en la ciudad (dentro del retiro hay uno) y recorrerte el famoso parque.

NOTA:  nosotras alquilamos con BiciMAD que es el servicio de bicicletas del ayuntamiento de Madrid pero hay más opciones que puedes mirarlas aquí

Dentro del parque hay varios monumentos y actividades que hacer, puedes subirte a una barca en el estanque grande del retiro mientras admiras el monumento a Alfonso XII (uno de los puntos más fotografiados) o ver y entrar en el Palacio de Cristal que fue construido para una exposición en el año 1887 y es famoso por tener una estructura de metal y cristal. La entrada es gratuita y vale la pena verlo por dentro y admirar sus alrededores.

Después de nuestra vuelta en bici y ver todo lo que ofrece el retiro, como teníamos hambre nos fuimos directas a almorzar. Volvimos atravesando la Puerta de Alcalá, la Cibeles y el Banco de España hasta llegar a una de las calles de atrás de la Gran Vía donde se encuentra el restaurante Yakitoro del Chef Alberto Chicote. Siempre habíamos querido probar la comida de algún chef famoso pero el precio de menú suele ser carísimo, sin embargo en Yakitoro tienes platos muy bien de precio y la comida estaba buenísima. Para poder ir reservamos mesa en la página del propio restaurante con algún tiempo de antelación (dos meses).

Después del almuerzo, nos dirigimos hacia Atocha para coger el metro que nos llevó al aeropuerto.

Otras entradas que te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro blogÚnete a nuestra comunidad de viajeros y recibe información sobre nuestro contenido